Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2012

Cascada de "El Tobazo".

En esta ocasión os presento en este blog una foto de la Cascada del Tobazo, un lugar en el que he hecho muchas fotos pero de momento no he puesto casi ninguna en este blog. Esta cascada que se encuentra en Villaescusa de Ebro (Valderredible), justo el último pueblo de Cantabria donde el Ebro se despide para regar tierras burgalesas. Se trata de uno de mis lugares favoritos de Cantabria. Es una delicia para los sentidos sentarse en este lugar escuchando el sonido de la cascada y sin perder de vista el entorno natural que la rodea. Debe su nombre a la piedra de Toba (esas rocas que veis con ese color ocre amarillento tan característico), una roca que se forma por la precipitación de la caliza disuelta en el agua al brotar de la surgencia kárstica donde nace el manantial. Se trata de una piedra porosa y muy manejable que ha sido muy utilizada en la construcción de la zona, como puede verse especialmente en el cercano pueblo burgales de Orbaneja del Castillo.

Recien Nacido.

Cada vez que tengo la oportunidad de observar el nacimiento de un ternero (han sido ya unas cuantas veces), me quedo maravillado ante semejante espectaculo de la naturaleza. Me parece increible que nada más nacer sean capaces de ponerse de pie y caminar como si lo hubiesen hecho toda la vida.Al mismo tiempo me invade una sensación de que los seres humanos cuando nacemos somos el animal más indefenso que puede existir, mientras que una vez que vamos creciendo nos convertimos en la mayor amenaza para este planeta y para nuestra propia existencia. Es algo inherente al ser humano, ese egoismo que nos hace no preocuparnos por nada que no sea nosotros mismos y nuestro propio beneficio.

Fotografía de un ternero recien nacido  tomada en el pueblo de Rocamundo (Valderredible)

Donde nace el Arcoiris.

¿Donde nace el Arcoiris? Probablemente, es una pregunta que todos nos hemos hecho cuando eramos pequeños. Las leyendas sobre el lugar donde brota este fenómeno que a todos nos atrae tanto se multiplican en todas las culturas. En Irlanda se decía que al final del Arcoiris se encuentra el caldero lleno de oro de uno de esos traviesos Leprechaum. Otra en Perú habla del Valle Sagrado de los Incas, donde el arcoiris o Kuichi es el hijo de la lluvia capaz de atrapar el Sol y la Luna. En Venezuela, es un duende al que le encantan los cabellos dorados. Según la mitología nórdica es el puente que comunica el Reino de Odín con el de los hombres.
Yo, particularmente, me quedo con esa que dice que al final del Arcoiris hay un reino mágico, donde habitan Hadas, Unicornios, Sirenas, Elfos, así como toda clase de criaturas mágicas. Dicen que hay flores hermosas que aún no conocen los humanos. En el caso de este precioso Arcoiris de la foto, sobre el que pude caminar un rato antes de que desaparecie…

Adios Tina.

Esta entrada se la quiero dedicar a Tina, la perra de la novia de mi cuñado. Esta simpática perra a la que tuvimos que decir adios la semana pasada a sus 16 años. Esta foto fue tomada el pasado año cuando ya por aquel entonces estaba ciega y sorda debido a su avanzada edad.
ADIOS, TINA.

Calles Adoquinadas de Santillana Del Mar.

En alguna ocasión anteriormente en este blog os he mostrado fotografías de esta preciosa villa cantabra que es Santillana Del Mar. Sin lugar a dudas, es una de las localidades de mayor valor histórico-artístico de España y el principal foco de atención turistica de Cantabria. Pasear por sus calles adoquinadas admirando sus innumerables tesoros arquitectónicos es una auténtica delicia, especialmente si se hace en temporada baja cuando el flujo de turistas es menor y el paseo te transporta momentaneamente a otras épocas.
Fotografía tomada el 24 de Marzo de 2011

Agua de Abril en el Monte Hijedo.

Fotografía tomada el pasado 6 de Abril de 2012 en el Monte Hijedo (Valderredible- Cantabria)

Fe.

Algunos vieron el fin
creyendo encontrar el principio.
Pero creyeron.
Así se han hecho las cosas siempre.
Y los cuerpos quieren creer
como saben hacerlo las almas
o escarbar la ausencia
hasta ver un estallido en el aire.
Un hombre desea tocar a una mujer.
Ansía arrebatarle otra labor al agua.
(Cuenta los días con rayones en los muros).
Está el cuerpo que grita
los jirones de luz abundando el olvido
la memoria de una vida futura
que existe porque ya era pensada.
Este hombre codicia esa mujer.
Su “vago ser” no acepta la pérdida.
  Quiere hincarle palabras como dientes
verle la carne arrancándole sombras
sudar con ella igual a las bestias
que nada esperan y todo lo advierten.
Nadie está condenado a creer.
Pero creyendo nace un alivio
un respirar que se suaviza
y hace volver los ojos a ese soplo
que está en todas partes y espera.


Poema Fe de Alan Mills. Fotografía tomada en La Campa de La Velilla (Valderredible)