Ir al contenido principal

Christiania III. Las casas de los Christianitas.

En este último post sobre Christiania os voy a mostrar algunas fotos de las casas de los Christianitas. Es solo una pequeña muestra de las viviendas que han creado con su creatividad y como vereis algunas son dignas de ser visitadas y fotografiadas. Las hay de todas formas y hechas con todo tipo de materiales y la mayor parte de ellas se encuentran en torno a un canal formando un lugar idílico.

Teniendo en cuenta el tamaño y la ubicación de Christiania a un paso del centro de Copenague, ¿cuanto tiempo habrían permitido  las autoridades locales y la maquinaria especulativa de las empresas constructoras la existencia de un lugar como este en España?


Comentarios

  1. Que buenas fotografia y las casas estan locamente originales, de verdad hay un par que me gustan mucho y el tema del canas las embellese mas aun.

    Un salugo grande.

    ResponderEliminar
  2. Ah... Daniel... que encanto!

    Beijos e um fim de semana bem gostoso.

    ResponderEliminar
  3. Que raras!!

    Por este lugar parece gente muy creativa.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Las casas son muy origimales,y seguro que por aquí no les hubiesen dejado de construir.
    Bonitas fotos.
    Saludos

    ResponderEliminar

  5. Imposible aquí, por la presión especulativa, y por factores culturales determinantes. Y, como fenómeno global, probablemente se algo irrepetible.
    Enhorabuena, ha sido un excelente reportaje.

    Saludos

    CR & LMA
    ________________________________

    ResponderEliminar
  6. Muy especiales, todas ellas. Que ganas de verlas por la parte de dentro. Me muero de curiosidad!

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  7. Some colorful and nice pictures here, I like No. 6 the most :)

    ResponderEliminar
  8. Excelentes tomas fotográficas. Me gustan mucho. Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Caos Invernal.

 Ante todo me gustaría felicitaros este nuevo año 2021 y esperemos que no sea tan malo como el pasado 2020. Estas navidades he podido desquitarme de las ganas de fotografiar nieve ya que estuve en mi pueblo, en la zona de Valderredible (sur de Cantabria), donde tuve la suerte de que tuvimos una Blanca Navidad. Lo bueno de que nieve cuando tienes tiempo libre y no tienes que trabajar es que puedes salir en distintas condiciones, a distintas horas y puedes probar cosas bien distintas de paisajes nevados. Hoy os muestro una serie de fotografías de nieve un poco diferentes. Se trata de fotografías donde intentaba reflejar ese pequeño caos que se forma en los bosques que son bastante cerrados. Son un tipo de imágenes que siempre me han llamado la atención por lo difícil que resulta componer dentro de ese aparente caos. Sin embargo, creo que reflejan bien lo que es la naturaleza que a veces es caótica aunque esto no quiera decir que deje de ser bella y sorprendente. En este caso me ayudo bas

Fuente del Francés (Hoznayo - Cantabria)

Hoy os muestro este preciso paraje conocido como La Fuente del Francés en Hoznayo muy cerca de la autovía del Cantabrico y cerca de Santander. Con las últimas lluvias de la semana pasada su cascada que se encuentra justo tras pasar su cauce por un túnel natural estaba preciosa. Espero que os guste.

Un año extraño.

Ante todo me gustaría pediros disculpas por tanto tiempo de ausencia en este humilde blog. El trabajo, el stress y la pereza no son excusas para una ausencia tan prolongada. A todo esto hay que sumarle que este 2020, por las razones que todos conocemos, se ha convertido en un año extraño (y digo extraño por no decir alguna palabra malsonante).  La pandemia del Covid19 ha sacudido nuestras vidas como si de un terremoto se tratase y cosas que antes nos parecían lo mas normal del mundo ahora son prácticamente recuerdos de un tiempo mejor. Hemos tenido que adaptarnos a nuevos hábitos en nuestro día a día. Hemos tenido que aprender a mantener la distancia social, a llevar mascarilla, a llevar un mayor higiene de manos y a reducir nuestra vida social, entre otras cosas. Pero para mi, y creo que para muchos de nosotros, lo más duro ha sido tener que prescindir de los besos y abrazos que tanto nos reconfortan, especialmente los besos y abrazos a nuestros mayores (padres y abuelos) que tanto re