Ir al contenido principal

Valdeajos.

Perteneciente al ayuntamiento de Sargentes de La Lora del que ya he mostrado fotos en la entrada anterior, os muestro en esta ocasión un par de fotos de Valdeajos. Se trata de otro pueblo situado en esa dura tierra que es el Páramo de la Lora con un paisaje muy característico debido a las duras condiciones climatológicas y los fuertes vientos que azotan la planicie de La Lora durante todo el año.


Comentarios

  1. Hola Japy , magníficas panorámicas , que invitan a pasear por esos campos tan verdes y saborear de su tranquilidad y sosiego.La primera me encanta.

    Un Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. Hey Japy! What a beautiful and serene place. Great photos!

    ResponderEliminar
  3. Vaya panorámicas!! La primera es una gran composición con el camino que te dirige hacia el pueblo. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Quizas las comdiciones climatologicas sean duras para vivir en este pequeño pueblo, pero el paisage que ofrece es digno de ver.
    SAludos.

    ResponderEliminar
  5. me gusta la composicion del cielo nublado y el verde del suelo.

    potente montaña en:
    http://fotograto.blogspot.com/2011/07/ruta-del-cornon-de-penarrubia-traves.html

    saludos

    ResponderEliminar
  6. Bonitos tonos, precioso lugar el que nos acercas.
    Un cordial saludo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  7. Daniel muy lindas imágenes feliz fin de semana
    gracias por su visita
    Un Cordial Saludo desde Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

    ResponderEliminar
  8. Muy buen procesado , me encanta como realza los verdes y los cielos.

    besos

    ResponderEliminar
  9. These are wonderful work - I love this landscape, colours, perspective and sky.

    ResponderEliminar
  10. Daniel, me encantan estas fotos de pueblos. Me reconcilian con la naturaleza, me aportan paz. Son preciosas.

    Un abrazo y buen fin de semana :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Caos Invernal.

 Ante todo me gustaría felicitaros este nuevo año 2021 y esperemos que no sea tan malo como el pasado 2020. Estas navidades he podido desquitarme de las ganas de fotografiar nieve ya que estuve en mi pueblo, en la zona de Valderredible (sur de Cantabria), donde tuve la suerte de que tuvimos una Blanca Navidad. Lo bueno de que nieve cuando tienes tiempo libre y no tienes que trabajar es que puedes salir en distintas condiciones, a distintas horas y puedes probar cosas bien distintas de paisajes nevados. Hoy os muestro una serie de fotografías de nieve un poco diferentes. Se trata de fotografías donde intentaba reflejar ese pequeño caos que se forma en los bosques que son bastante cerrados. Son un tipo de imágenes que siempre me han llamado la atención por lo difícil que resulta componer dentro de ese aparente caos. Sin embargo, creo que reflejan bien lo que es la naturaleza que a veces es caótica aunque esto no quiera decir que deje de ser bella y sorprendente. En este caso me ayudo bas

Fuente del Francés (Hoznayo - Cantabria)

Hoy os muestro este preciso paraje conocido como La Fuente del Francés en Hoznayo muy cerca de la autovía del Cantabrico y cerca de Santander. Con las últimas lluvias de la semana pasada su cascada que se encuentra justo tras pasar su cauce por un túnel natural estaba preciosa. Espero que os guste.

Un año extraño.

Ante todo me gustaría pediros disculpas por tanto tiempo de ausencia en este humilde blog. El trabajo, el stress y la pereza no son excusas para una ausencia tan prolongada. A todo esto hay que sumarle que este 2020, por las razones que todos conocemos, se ha convertido en un año extraño (y digo extraño por no decir alguna palabra malsonante).  La pandemia del Covid19 ha sacudido nuestras vidas como si de un terremoto se tratase y cosas que antes nos parecían lo mas normal del mundo ahora son prácticamente recuerdos de un tiempo mejor. Hemos tenido que adaptarnos a nuevos hábitos en nuestro día a día. Hemos tenido que aprender a mantener la distancia social, a llevar mascarilla, a llevar un mayor higiene de manos y a reducir nuestra vida social, entre otras cosas. Pero para mi, y creo que para muchos de nosotros, lo más duro ha sido tener que prescindir de los besos y abrazos que tanto nos reconfortan, especialmente los besos y abrazos a nuestros mayores (padres y abuelos) que tanto re