Ir al contenido principal

Playa de Peñarronda (Castropol-Asturias).

Otra de las maravillosas playas que he tenido la ocasión de visitar en la parte más occidental de Asturias fué la de Peñarronda. Se trata de un arenal de unos 600 metros de longitud encajado entre los acantilados de los cabos de La Robaleira y la Punta del Corno. La Playa de Peñarronda destaca por su alto valor ecológico y esta dominada por el Castelo, una enorme roca redondeada y horadada por un tunel que da nombre a la playa. Esta situada exactamente entre los Concejos de Castropol y Tapia de Casariego, cuyo límite viene marcado por el arroyo de Peñarronda que desemboca en el centro de dicha playa. A pesar de su notable valor, el sistema dunar de Penarronda ha sufrido importantes agresiones derivadas del masivo uso turístico de la playa.La declaración de este enclave como Monumento Natural ha supuesto la introducción de normas de protección, que prevengan los efectos negativos de los factores lesivos que pudieran causar la pérdida de los valores y elementos que determinan el interés de conservación de este espacio.

Comentarios

  1. El procesado en B&N te ha quedado muy bien, me encanta, una foto con mucha fuerza.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Buena toma Japy. El tratamiento intensifica visualmente los detalles de este bonito lugar.
    Me parece estupendo que la declaren Monumento Natural.
    Un abrazo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  3. Conozco esa playa debo decir que es preciosa y no está masificada, todo un lujo a estas alturas.

    ResponderEliminar
  4. Japy, muy apropiado en Blanco y Negro, le da mucha fuerza a la foto, el lugar tiene que se precioso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Está genial tu blog :D.
    Si quieres puedes pasarte por el mío http://realidadfotografiada.blogspot.com/ estoy empezando, y agradecería que me siguieses.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Caos Invernal.

 Ante todo me gustaría felicitaros este nuevo año 2021 y esperemos que no sea tan malo como el pasado 2020. Estas navidades he podido desquitarme de las ganas de fotografiar nieve ya que estuve en mi pueblo, en la zona de Valderredible (sur de Cantabria), donde tuve la suerte de que tuvimos una Blanca Navidad. Lo bueno de que nieve cuando tienes tiempo libre y no tienes que trabajar es que puedes salir en distintas condiciones, a distintas horas y puedes probar cosas bien distintas de paisajes nevados. Hoy os muestro una serie de fotografías de nieve un poco diferentes. Se trata de fotografías donde intentaba reflejar ese pequeño caos que se forma en los bosques que son bastante cerrados. Son un tipo de imágenes que siempre me han llamado la atención por lo difícil que resulta componer dentro de ese aparente caos. Sin embargo, creo que reflejan bien lo que es la naturaleza que a veces es caótica aunque esto no quiera decir que deje de ser bella y sorprendente. En este caso me ayudo bas

Un año extraño.

Ante todo me gustaría pediros disculpas por tanto tiempo de ausencia en este humilde blog. El trabajo, el stress y la pereza no son excusas para una ausencia tan prolongada. A todo esto hay que sumarle que este 2020, por las razones que todos conocemos, se ha convertido en un año extraño (y digo extraño por no decir alguna palabra malsonante).  La pandemia del Covid19 ha sacudido nuestras vidas como si de un terremoto se tratase y cosas que antes nos parecían lo mas normal del mundo ahora son prácticamente recuerdos de un tiempo mejor. Hemos tenido que adaptarnos a nuevos hábitos en nuestro día a día. Hemos tenido que aprender a mantener la distancia social, a llevar mascarilla, a llevar un mayor higiene de manos y a reducir nuestra vida social, entre otras cosas. Pero para mi, y creo que para muchos de nosotros, lo más duro ha sido tener que prescindir de los besos y abrazos que tanto nos reconfortan, especialmente los besos y abrazos a nuestros mayores (padres y abuelos) que tanto re

Probando mi nueva cámara.

El pasado mes de Julio me compré cámara nueva. Me ha dado pena por mi vieja Fujifilm S5 Pro, ya que me ha dado un montón de alegrías en todos estos años y hemos vivido mucho juntos, pero tenía ya 11 años y en estos 11 años las cámaras han avanzado muchísimo sobretodo en cuanto a calidad del sensor. La cámara por la que me he decantado es la Nikon d7500. Es una muy buena máquina con una relación precio-calidad excelente. No me voy a extender en sus virtudes porque con un simple click en google vereis infinidad de análisis y reviews. Además como mi S5 Pro usaba lentes de Nikon no he tenido que cambiar todas las lentes. Tras las primeras pruebas con mi nueva cámara estoy muy contento con su comportamiento, y eso que aún no la tengo dominada como para sacarle todo el partido que se le puede sacar. La calidad de las imágenes se nota un montón, y es que como es he comentado los sensores han mejorado muchísimo en estos 11 años, por no hablar de la posibilidad de subir ISO sin tener que pr