Ir al contenido principal

Temporal en el Cantabrico.

El pasado sabado me acerqué a la Playa del Camello a disfrutar del espectáculo de la naturaleza que supone un temporal como el que se ha vivido estos días en el Cantabrico. El viento había amainado un poco el sábado y las olas no eran tan espectaculares como los días anteriores, pero ello no evitó que fuesemos unos cuantos los que, armados con cámaras, tripodes, etc.., nos acercaramos a la costa para disfrutar del temporal.

Quiero dedicar este post a los que siendo de ciudades con mar se ven obligados a vivir lejos de la costa y echan de menos el olor a salitre, el ruido del mar y temporales en la costa como este.

Comentarios

  1. Ya me hubiera gustado estar ahi y disfrutar de un espectaculo como ese pero bueno...me conformo con contemplar fotos como las tuyas Japy.
    Por cierto; el del tripode, eres tu?
    Una abrazo desde Reinosa y Feliz Navidad amigo mio.

    ResponderEliminar
  2. Preciosa imagen y tonalidad la que tiene esta foto y las nuebes que no saben si quedarse o irse.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Bonita imagen, pena que le quita protagonismo las 2 personas que están de espalda. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Bonita foto. Me gusta mucho esa intensidad del color en el cielo y esa luz. Lo he visto por la tele y me daba cierta envidia de los afortunados que veía con la cámara en ristre. Un espectaculo para inmortalizar.

    Un beso,

    Margarita

    ResponderEliminar
  5. What a beautiful place and what a beautiful photo!

    ResponderEliminar
  6. Pues por aquí en Gijón no hubo tanta marejada, olas si pero si las hubo fue de noche y no pude sacar imágenes,porque las que saqué no eran para tanto. Respecto a tu imágen me gusta ese abrir del cielo en medio del mar, con esos colores del cielo después de pasar la tempestad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Gracias poder ver gracias a ti esa foto. besos

    ResponderEliminar
  8. Y a que te inflaste a fotos??? jope ahora a darnos envidia... uuufffff ;)

    y viendo ésta ya se me empieza a caer la baba...

    aaaisssss los que somos de tierra adentro... jo!!!

    Feliz Navidad Daniel un bico enoRRRme!!!

    ResponderEliminar
  9. UN hermoso fondo tiene la foto..me gusto..te deceo una hermosa navidad junto a tus seres querido.Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Es fantástica, Daniel, tiene una luz increible y transmite de maravilla esa atmósfera de los días tormentosos.
    ¡Qué buena!
    ¡Felices Fiestas!

    ResponderEliminar
  11. Los que vivis cerca de la costa, teneis mucha suerte de poder disfrutar del mar en todas sus facetas, los del centro lo tenemos algo más dificil, tenemos que comformarnos con verlo de vacaciones en vacaciones y, gracias,aunque nosostro tenemos la suelte de a traves del blog disfrutar de vuestras fotos que con tanto gusto compartis.
    FELIZ NAVIDAD

    ResponderEliminar
  12. Preciosa foto, y preciosa dedicatoria, casi me sacas en la foto pues yo tambien estuve alli, jjj. Me gustan los colores de tu foto.
    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  13. Preciosa dedicatoria y bellísima fotografía...no sabría vivir lejos del mar...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Muy bonita foto, buena profundidad y ese color típico de cuando hay tormenta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Vi el temporal por la tele y tuvo que ser impresionante. La foto te ha quedado impresionante, el cielo es precioso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Si que es un espectáculo impresionante.Más de una vez he terminado empapado por atrevido.

    Felices fiestas y lo mejor para el próximo año.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Que conste en acta que no hace falta haber nacido en una ciudad con mar para echarlo de menos.
    Me gusta mucho tu punto de vista de esta toma y esa perspectiva que nos muestras.
    Un abrazo Japy

    ResponderEliminar
  18. Bien dedicada esta entrada, es toda una suerte vivier cerca del mar y tu nos lo sueles mostrar. Felices fiestas y que este año que entra solo te traiga cosas buenas, saludos...

    ResponderEliminar
  19. Depois do temporal, a calmaria... belíssima foto!!!
    Tenho saudade dos tempos de Rio de janeiro onde nasci...

    Boas Festas, querido, muita saúde, paz e harmonia junto aos seus.
    Beijo carinhoso.

    ResponderEliminar
  20. En tu tierra también pudisteis ver un buen espectáculo. Un saludo y felices fiestas!

    ResponderEliminar
  21. How gorgeous!
    Beautiful photo!

    Happy Holidays!

    ResponderEliminar
  22. Ese cielo tiene unas preciosas luces, bonita foto. Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Caos Invernal.

 Ante todo me gustaría felicitaros este nuevo año 2021 y esperemos que no sea tan malo como el pasado 2020. Estas navidades he podido desquitarme de las ganas de fotografiar nieve ya que estuve en mi pueblo, en la zona de Valderredible (sur de Cantabria), donde tuve la suerte de que tuvimos una Blanca Navidad. Lo bueno de que nieve cuando tienes tiempo libre y no tienes que trabajar es que puedes salir en distintas condiciones, a distintas horas y puedes probar cosas bien distintas de paisajes nevados. Hoy os muestro una serie de fotografías de nieve un poco diferentes. Se trata de fotografías donde intentaba reflejar ese pequeño caos que se forma en los bosques que son bastante cerrados. Son un tipo de imágenes que siempre me han llamado la atención por lo difícil que resulta componer dentro de ese aparente caos. Sin embargo, creo que reflejan bien lo que es la naturaleza que a veces es caótica aunque esto no quiera decir que deje de ser bella y sorprendente. En este caso me ayudo bas

Fuente del Francés (Hoznayo - Cantabria)

Hoy os muestro este preciso paraje conocido como La Fuente del Francés en Hoznayo muy cerca de la autovía del Cantabrico y cerca de Santander. Con las últimas lluvias de la semana pasada su cascada que se encuentra justo tras pasar su cauce por un túnel natural estaba preciosa. Espero que os guste.

Un año extraño.

Ante todo me gustaría pediros disculpas por tanto tiempo de ausencia en este humilde blog. El trabajo, el stress y la pereza no son excusas para una ausencia tan prolongada. A todo esto hay que sumarle que este 2020, por las razones que todos conocemos, se ha convertido en un año extraño (y digo extraño por no decir alguna palabra malsonante).  La pandemia del Covid19 ha sacudido nuestras vidas como si de un terremoto se tratase y cosas que antes nos parecían lo mas normal del mundo ahora son prácticamente recuerdos de un tiempo mejor. Hemos tenido que adaptarnos a nuevos hábitos en nuestro día a día. Hemos tenido que aprender a mantener la distancia social, a llevar mascarilla, a llevar un mayor higiene de manos y a reducir nuestra vida social, entre otras cosas. Pero para mi, y creo que para muchos de nosotros, lo más duro ha sido tener que prescindir de los besos y abrazos que tanto nos reconfortan, especialmente los besos y abrazos a nuestros mayores (padres y abuelos) que tanto re